Estudio Numerológico-Astrológico del presidente electo y el vínculo con la Argentina!

Entramos en el año 2016, que para la Numerología Astrológica es un año 18. Qué nos trae? contacto con La Luna, según el Tarot. Va a ser un año donde predomine el elemento agua, el agua no tiene forma, es receptiva y también flexible, nos hace sensibles, emocionales e inestables. Nos puede acercar, en su expresión más pobre, a los miedos más profundos, a lo que está oculto o reprimido, a los condicionamientos emocionales del pasado que nos pueden llevar a reacciones y respuestas automáticas que confunden la realidad. Al instinto de repetir otra vez lo mismo, lo vivido, a reaccionar en lugar de accionar desde el centro.

macriargentina

La otra posibilidad que nos presenta La Luna es abrirnos a una experiencia más racional, a recibir al otro y acogerlo permitiendo nuevas formas de pensamiento e ideas nuevas, a abandonar lo individual a través de un salto evolutivo de madurez. La sociedad tiene la oportunidad de generar una mirada más expandida que le abrirá el ámbito de lo colectivo. Es un año que nos va a exigir discernimiento para lograr nuevas formas, salir de la reacción que produce la emoción extrema, de las respuestas intelectuales que dan lugar a las ideologías y a las separaciones para experimentar y vivenciar una conciencia más ampliada.

Tomar distancia a través de una mirada elevada, espiritual, que va a permitir una mejor visión y una conciencia ampliada. Sería la apertura del ser saliendo de lo individual para adentrarse en lo colectivo. El 8 me habla de buscar el equilibrio individual asumiendo cada uno la responsabilidad sobre sus actos, sus palabras y sus pensamientos, ser su propia autoridad. Sale al mundo con el 1, el Sol, la esencia luminosa de cada uno para expresar liderazgo, motivación y comunicación con la realidad circundante, respuestas creativas y entusiastas, dar el centro a lo universal comprendiendo la vida desde el Ser y no desde los propios deseos individuales. El 18 incluye al 9, que puede ser conflicto, pelea, enfrentamientos o una necesidad de ir adentro, de buscar la introspección para comprender que la vida tiene un propósito mayor que se expresa en servicio.

La Argentina, país del signo de Cáncer, cuyo regente es La Luna, elemento Agua, se va a encontrar en 2016 con un escenario anual de más Luna y más Agua. Será un año seguramente, con mucha lluvia y también con muchas lágrimas. En esta realidad, estrenamos presidente de Aire, signo de Acuario, nacido el 8 de febrero de 1959. Por ser de Acuario, signo de Aire, tiene una gran capacidad para comunicarse, entendiendo por comunicación la posibilidad de hablar y escuchar! negociar, entender y mediar. Está parado en un Nº 8, Nº de poder que necesita concretar y materializar, busca el equilibrio, habla de honestidad, sentido de lo que es justo, respeto por la realidad y conciencia de la espiritualidad… gran capacidad para el esfuerzo y el trabajo, para competir y soportar, posee nervios de acero y habilidad para enfrentar la frustración y comenzar de nuevo! Tiene capacidad para hacer en beneficio de los demás, colaborar para despertar el PODER ser, hacer y tener en los otros. El mayor error sería que el PODER lo ejerciera para ampliar el propio.

¿Podrá no ser tentado por lo viejo y construir el liderazgo horizontal que Acuario le pide? El nuevo liderazgo sería de todos juntos, donde cada uno aporta su talento y sus capacidades para el bien común, la antítesis del viejo liderazgo vertical. El 8 es un hacedor práctico con mirada amplia que busca el equilibrio entre el cielo y la tierra. Tiene 10 como Nº oculto (8+2), es un 1 reforzado por el 0, bien plantado y con capacidad para conducir e iluminar el camino, sin alharaca ni fuegos artificiales para ser visto ni recibir elogios. Si logra no perder el eje y mantenerse centrado, a pesar de los embates y zancadillas, ese Nº le traerá fortuna. No hablo de dinero ni posesiones, sino de apertura al natural fluir de la vida, con confianza y alegría aprendiendo de lo vivido. El año 24 de nacimiento (se suma 1959 a 2 dígitos) le da posibilidades de ser afectuoso y servicial, sensible a las necesidades de los demás aunque los afectos deben ser seguramente, el ámbito de los mayores enredos. Si sumo toda su fecha tengo un Nº 34 como Nº de Vida, LA INNOVACIÓN, en el Tarot nuevamente el 8 en el elemento Fuego, muchas ideas, proyectos nuevos que se planifican y se ponen en marcha. Capacidad para integrar los mundos material, mental y espiritual y su camino de vida es la sabiduría del 7, Nº conectado con los misterios de la vida. Habla de nuevos caminos, gran intuición que debe descubrir en soledad y poner al servicio de la acción. De gran comprensión el 7 tiene la certeza a lo largo de la vida, que siempre se requiere la ayuda del copiloto invisible, Nº Sagrado para Pitágoras debe ver la realidad y no dejarse llevar por fantasías o imaginación frondosa.

La Argentina durante 2015 vivió como Nº del año el 33, Nº maestro de gran exigencia y responsabilidad. Exigió sacrificio y entrega, generó muchas crisis y cambios importantes, tensión e inestabilidad, con muchas cargas e indecisiones…fue así nuestro día a día? Esa situación difícil dio la oportunidad del cambio, comienza a vislumbrarse, entonces, una nueva forma, que cuesta plasmar.

El próximo año 2016, la ARGENTINA tiene como Nº del año el 34, es decir que vivirá la energía del Presidente Mauricio Macri…será casualidad o causalidad?

La ARGENTINA está en un cambio, busca crear algo nuevo, donde todos asumamos la participación responsable en un proyecto compartido. El 4 atrás nos pide poner los pies en la tierra, ver lo que hay, poner límite a los deseos individuales y el egoísmo para construir cimientos sólidos a una nueva realidad compartida.

El 3 adelante nos pide confiar, ser optimistas, comunicarnos espontáneamente con el otro, aflojar los muros protectores que construimos, salir de los límites que nos trajo el miedo y la inseguridad, adquirir conocimientos, aprender de lo vivido estos 200 años de vida y sin críticas vanas, edificar una nueva ARGENTINA.

2016… 16, despertar a una nueva realidad. Destrucción de La Torre, el año nos traerá seguramente contratiempos materiales, salir de la naturaleza egoísta, del engaño y la estafa dejando morir lo que no sirve y estanca. 20, La Resurrección es dejar morir para transformar, cambios importantes se producirán, es el DESPERTAR de la conciencia a un propósito mayor que involucra a lo terrenal y lo espiritual.

El 20 en el Tarot indica perdón y reconciliación, es un llamado a la redención y la búsqueda del sentido trascendente de la vida. Es la oportunidad de un salto cualitativo de conciencia, de ILUMINAR nuestras vidas y en consecuencia, a la sociedad en que vivimos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s