Mes de SEPTIEMBRE, expresa el Nro. 9, regido por el Planeta MARTE

Image

La aproximación máxima de Marte a la Tierra nos permite ver al Planeta en el cielo como una gran estrella roja, ese es el color con el que se lo identifica.

Conocido como “el  Planeta guerrero”  tiene la virilidad, como fuerza vital. Expresa  la energía masculina de acción; es energía dirigida a un objetivo, que expresa deseo personal, siendo  el hacer  su expresión más clara. También conocido como dios de la agricultura, sus energías se expresan en la creación de las condiciones necesarias para el crecimiento de los cultivos y su posterior cosecha.   

El número 9 nos habla de altos ideales, de servicio a la Humanidad y de combates  del espíritu  con fines humanitarios.  Representa la apertura del espíritu y de la mente, habla de la Luz interior y de la evolución del Ser. Nos pide vivir con serenidad, aceptación, tolerancia y apertura espiritual a pesar de los inconvenientes y finales que siempre expresa. La cosecha sólo es posible después de un largo proceso de cultivo, también en nuestra vida.

 Es la vivencia de todas las energías anteriores, los 8 dígitos integrados, de allí el enorme caudal energético que expresa. Nos habla de la ascensión a un grado superior de conciencia. Es la expresión del amor a los otros, a través de la concreción de ideales, originalidad y creación personal.

Si no se puede trabajar en el nivel más elevado de conciencia, es una energía poderosa, impulsiva  y  accionadora a merced del conflicto, la pelea, el enfrentamiento, la competitividad y la guerra.  Si miramos su grafismo,  el 9 tiene todo en la cabeza,  le cuesta concretar, bajar la energía a la tierra.  Su base es poco estable y quizás lo que expresa es la distancia entre sus ideales humanitarios  y  lo que se concreta en la realidad como servicio al que sufre  o vive en el desamparo.

 El mes 9 nos invita a desarrollar o equilibrar estos aspectos de sensibilidad, emotividad, intuición y servicio humanitario, salir de las posibles situaciones de enfrentamiento, tomar distancia de los choques y enfrentamientos, conducir nuestro vehículo con mesura, y abrir espacios más allá de las fronteras personales. El conocimiento y por ende la aceptación de  otras profesiones, de otras comunidades, de otras miradas que permitan una mayor apertura de la mente serán indispensables.

Nos conecta con el signo de Virgo, cuidar el cuerpo, purificar nuestros pensamientos, conectar con la naturaleza, realizar actividad física para descargar esa energía nerviosa e impaciente, salir de la crítica y relacionarnos a través del corazón y no de la cabeza. El cuerpo y la salud se comprometen cuando el pensamiento está ligado al ego y no al alma!

 También vamos a tener presente la casa 9, la casa de Sagitario que nos pide tomar distancia de las situaciones y salir del conflicto para poder tener una “visión” más clara de la vida. Profundizar el pensamiento, conectar con la espiritualidad y cultivar valores filosóficos y religiosos en la búsqueda del sentido de la vida.

Todo esto va a estar presente este mes 9, la pelea, la violencia, el conflicto, la acción impulsiva carente de reflexión. Si somos conscientes del conflicto en Siria y sus derivadas en el Medio Oriente, podemos darnos cuenta que la polarización entre buenos y malos, la profunda manipulación del poder, la dominación a través del dinero y las posesiones, el control, el egoísmo y la soberbia están presentes en cada país, en cada gobierno y en cada uno de los que habitamos este planeta.

Miremos con atención como esa situación se refleja en nuestra propia vida, en la sociedad que habitamos, observamos afuera lo mismo que se expresa adentro, entonces  es  la responsabilidad individual la que nos llevará a encontrar la solución del conflicto interior para que se exprese ese sentimiento  de paz en el exterior.

Pensamientos elevados, armónicos, respiración consciente, acción y actitud de servicio, confianza y relación permanente con la espiritualidad, nos llevan a una actitud pacífica comunitaria. Como sea nuestra siembra será nuestra cosecha.

“He decidido convocar a toda la iglesia para el 7 de septiembre próximo, víspera de la Natividad de María Reina de la Paz, a una jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Medio Oriente, y en el mundo entero” dijo el papa Francisco y agregó  “la humanidad necesita ver gestos de paz”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s